miércoles, 7 de enero de 2009

poema a la pesadilla del holocausto


Escuchaba rugidos que parecían de olas
Sonaban desde una caverna profunda
Y las olas se veían manchadas por el atardecer
Pero ningún sol se ponía.
No había tampoco cielo
Las olas eran de sangre
Sangre de niños, sangre de mujeres, sangre de amigos, sangre de los que sonreían, sangre de los que antes reían, sangre de los que hasta ayer amaban, sangre ahogando tantas ilusiones, sangre revuelta con lágrimas, sangre en olas como maremotos.

Y por encima de las olas se veían hombres largos con ropas de pingüinos
Se reían con la risa de un lagarto Solana de labios colgantes de un escorpión Sarkozy de ego envenenado de una babosa Merkel de ojos espermáticos, de una bacteria Livni como zombi seca
Y más acá de las olas rojas estallaban aullidos como si quemaran con brasas a un pueblo entero.
Los aullidos atravesaban ese no cielo sin sol
Y los aullidos retumbaban por todo el planeta
Y había quienes cerraban las puertas y ponían aislantes en las paredes,
Y había quienes la abrían para que los aullidos los despierte y de este modo unirse al aullido
Entonces veía serpientes vestidas de camuflaje, con ojos de rabinos pajeros, creadores de esas olas de sangre que no conocían ninguna tregua
Eran esperpentos fríos con cascos, que no se detendrían hasta que el ultimo palestino desparezca en ese holocausto mientras los jerarcas del mundo les susurraban a las serpientes “eso no está bien” así, apenas frunciendo el ceño.

Desperté.
Me incorporé en la cama tan triste pensando que la realidad es mucho pero mucho más cruel que mi pesadilla.

4 comentarios:

Jorge Rodríguez dijo...

los monstruos que aparecieron en tu sueño son identificables como tales, tuviste suerte que no aparecieran los mudos, los disfrazados de solidarios e incluso los traidores. léase obama, zapatero, rajoy, los gobernantes de dictaduras árabes o incluso el palestino Mahmud Abbas.
estos también son una verdadera pesadilla.

josetxo de alza dijo...

Para estos jerarcas pingüinos:/
piedra de ira escrita/
verso enloquecido hecho ola/
contra la costa incomprensible del horror/
La coz para defender un amanecer del mundo/
otro que éste.

Puse algún verso trastornado contra esta locura en 'josetxo' http://infojosetxo.blogspot.com
Un abrazo. Josetxo

José Rivarola dijo...

Josetxo no tengo tu mail, enviamelo al jrjike@yahoo.com.ar

patricia dijo...

Hola primo... he leído muchas veces tu "Poema a la Pesadilla del Holocausto"... y quiero decirte que me ha llegado muy profundo, muy hondo dentro de mi alma...
Y lo que más pena me da, es ese despertar tuyo... shock al amanecer... shock ante esa realidad cruel, que, en tanto más despierto estás, más cruel se vuelve... y no tiene vuelta atrás, porque gran parte de los seres humanos ha dejado de lado su parte buena, para sólo seguir ese oscuro camino que ha emprendido, escuchando solamente lo que le dicta su parte mala. Todos tenemos dentro lo bueno y lo malo entretejido como lo blanco y lo negro de un tapíz. Y sólo en nosotros está el seguir uno u otro camino.
Mientras haya personas con grandeza de alma, que pueden hacer suyos los sufrimientos de los otros, mientras haya seres que pongan por escrito las verdades que muchos no quieren escuchar... mientras existan personas así, mientras existas José, y sigas denunciando las crueldades del ser humano valiéndote de tu pluma... entonces sé que podemos tener Esperanza...
Un abrazo, tu prima Patricia