martes, 22 de julio de 2008

Columna miserable

Transcribo aquí una carta a la página de “Cartas al director” del periódico El País que envié hace una semana. Por el contenido del texto di por seguro que no sería publicado. En cartas anteriores que he enviado a el mismo periódico recibía la respuesta de que apreciaban mi intención pero debido a la saturación de correspondencia etc., etc.
Sería un milagro que me aprecien ésta que publico en el blog



CartasDirector@elpais.es

Sr. Director.

Leo en el país del sábado 12 de julio, relegada a la página 6, una columna mínima y miserable para la dimensión de la noticia que anuncia. La aviación de Estados Unidos mata a 47 afganos en una boda, 39 de ellos eran mujeres y niños. Los americanos se excusan: “había talibanes”, cuando los testigos declaran que no había ninguno (y aunque los hubiera). Mi reacción es de incredulidad, no puedo entender que semejante notica haya salido tan pobre y desapercibida en una columna mínima. Me entero, aun con más asombro, que el bombardeo ocurrió el pasado domingo, entonces busco en internet las noticas internacionales del domingo 6 y de lunes 7 y no hay ni rastros de esta barbaridad. El terrorismo perpetrado por un miembro de la globalización, no es terrorismo, y la noticia debe salir solapada seis días después, y con mucha cautela cosa que pase inadvertida.
Siendo consciente que por novena vez me van a rechazar esta carta a director disculpándose por no publicarla debido a la cantidad de cartas recibidas, envío este sentimiento de percepción de la locura mediática a ustedes, señores periodistas, empezando por la pregunta, ¿qué hubiese ocurrido si todos esos niños y mujeres despedazas hubiesen sido europeos o americanos, ¿en que pagina y con que dimensión saldría la notica? ¿Qué hubiese ocurrido si hubiesen sido españoles? ¿Cuántos días saldría la notica, cuantos días en los informativos? Última pregunta. ¿Qué diferencia existe entre la muerte de un niño, de una mujer, y un hombre español, europeo, americano, con uno africano, asiático, sudamericano o afgano, asesinado por el terrorismo disfrazado de daño colateral? Me da una vergüenza infinita señores, solo me queda decirles que si continúan con la monstruosa graduación de muertos, ustedes se convierten también en responsables, al no denunciar con la furia que se merece, las masacres de aquellos dementes que dicen combatir el eje del mal.

José Rivarola

3 comentarios:

josetxo de alza dijo...

He leído tu carta. No sé si aplaudirte hasta que se me salga la piel de las manos, o regañarte por tu ingenuidad al respecto. La muerte de los seres humanos en esas circunstancias lleva sello político. Con ello está cerrado el asunto. Siempre ha sido así. Siempre lo será.
La indecencia de los periódicos como el país es autoproclamarse "independientes". Sabemos que es mentira. Sabemos que es mentira. Dime, José, ¿qué podemos HACER?
El propio Espartaco pidió a los gladiadores que levantaran la verdad y miles de ellos levantaron la verdad. El propio Espartaco continuó: Bajad la verdad, ya véis que no sirve de nada.

A veces pienso en un pico y una pala. Para hacer un agujero y huir de esto. Un abrazo y mi gratitud por tu esfuerzo. Josetxo.

Jorge Rodríguez dijo...

Creo que la referencia informativa de periódicos como El País han pasado a la historia. Afortunadamente informarte por Internet es mucho más libre e independiente,sólo es un poco más laborioso, hay que saber filtrar los bulos pero eso también pasa con todos los medios.

Además, José, como bien haces en esta carta publicada en tu blog tú también puedes ser emisor de noticias.

salu2

Mercedes dijo...

Coincido totalmente con tu furia y también coincido con los otros comentarios. Algunas noticias no son dignas de transmitirse sólo por el hecho de que no "venden". Hechos similares suceden a menudo en estas latitudes (Sud América - Argentina) y más tristes aún sin muertes literales de por medio.
Hace unas semanas estuve por el norte... bellísimo, pero olvidado de la mano de todo dios... y de noticias periodísticas por supuesto.